lunes, 15 de abril de 2013

El catastro más antiguo del mundo.

Conocíamos las referencias a Mesopotamia como la cuna de los sistemas catastrales, y ahora se presenta una oportunidad única para conocer estos antecedentes. En la exposición “Antes del diluvio. Mesopotamia 3500-2100 a.c.” que puede visitarse en la sede de CaixaForum, en Madrid, hasta el 30 de junio,  pueden verse los fragmentos más antiguos que se conocen de un catastro.

Se trata de 9 trozos de distintos tamaños del llamado “Catastro de Ur-Namma”, tallado sobre diorita y datado entre el 2112 y el 2095 a. C., que fue encontrado en Nippur , en el Irak actual. Según se explica en la exposición, se trata de una pieza poco conocida y expuesta en muy escasas ocasiones.
En la foto siguiente pueden observarse las inscripciones que presenta el trozo de mayor tamaño.  He de reconocer que su observación puede ser algo frustrante para quienes nos dedicamos profesionalmente al mundo del catastro y que esperaríamos ver algo parecido a una cartografía parcelaria, pues no se logran identificar  más que algunos signos dibujados entre rayas paralelas.



En la misma exposición se muestras varias tablillas circulares y rectangulares de pequeño tamaño, que pueden verse en las siguientes fotos, esta vez elaboradas de arcilla y en las que se describen los linderos de distintas parcelas con sus mediciones. En ellas sí parece adivinarse una representación de la fragmentación física del terreno.

En la que figura en el centro puede leerse la siguiente inscripción: “4 bur y 2 iku de terreno (unas 26 hectáreas) propiedad de la diosa Ninurra. El campo de Agurua que el rey había inspeccionado. El año en que Amar-sin destruyó la ciudad de Urbilum”.

Se trata sin duda de unas piezas únicas y dignas de ser vistas, al igual que todas las demás que forman parte de esta interesante exposición.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario